YOGA, Un Método De Relajación Que Todas Debemos Conocer

aprender-a-hacer-yoga

El estrés que vivimos a diario se vuelve cada vez mayor. El constate ajetreo de nuestras vidas hace que estemos cansados todo el tiempo. Este cansancio se puede reflejar en nuestro rostro, nuestro estado de ánimo y en el rendimiento al momento de realizar una actividad. Es importante que tomemos un momento del día para respirar y liberarnos del estrés, las energías negativas y los malos pensamientos que vamos acumulando durante el día y que entorpecen nuestra mente.

Practicar yoga es una buena manera para relajarnos. Los beneficios que ofrece esta legendaria práctica son muchos. El yoga trabaja en nuestro aspecto físico ayudando a la pérdida de peso, la flexibilidad y la postura, el proceso de aliviar tensiones, fortalecimiento de los músculos y huesos. También promueve el bienestar en nuestros sistema cardiovascular, endocrino, digestivo y respiratorio. Con respecto a nuestra salud mental, mejora la concentración, el razonamiento, aumenta el ánimo y reduce el estrés que tanto nos fatiga.

Otra manera de liberar el estrés es a través de la meditación que también es un punto importante del yoga. No solo porque te ayuda a lograr un estado de relajación sino también te permite ser más consciente contigo misma y esto es unos de los principios fundamentales del yoga. Ya que lo que buscamos es tener una conexión con el cuerpo, la mente y el espíritu.

yoga-para-principiantes

Antes de empezar o después de llegar a tu casa de un largo y agotador día de trabajo, puedes tomar unos 10 minutos para realizar unas asanas (postura de yoga). Estas asanas la puede realizar fácilmente un principiante. A continuación te muestro cada una de las posturas y su paso a paso:

La montaña (Todasana)

tadasana postura de yoga

  • Colócate de pie con las piernas juntas y asegura que los dedos gordos de los pies se toquen. Distribuye el peso del cuerpo sobre los pies y gira los muslos hacia adentro. Lleva el coxis hacia las rodillas.
  • Deja los brazos a los lados del cuerpo, con la parte interna del codo hacia adelante y los hombros atrás. Mantén la mirada al frente.
  • Lleva  los talones a la pelvis y desde esta estira tu cuerpo elevando el esternón al techo, sin colocar la caja torácica adelante.

 

Postura del niño (Balasana)

Balasana Postura de Yoga

  • Siéntate sobre los talones. Inclínate hacia delante y apoya la frente en el suelo.
  • Coloca los brazos a un lado junto al cuerpo, con las palmas hacia arriba.
  • Respira suavemente y descansa durante unos minutos.

 

Postura del cadáver (Savasana)

Savasana Postura de Yoga

  • Extiéndete boca arriba con las piernas estiradas y los brazos cerca del cuerpo con las palmas hacia arriba.
  • Mantén los ojos cerrados con los músculos faciales relajados y la respiración profunda y lenta por la nariz.
  • Relaja cada parte de tu cuerpo, comenzando por la cabeza y siguiendo hasta los pies. Lleva tu atención a cada parte de tu cuerpo. Entrégate dejando los pensamientos, sensaciones, emociones y respiración fluir.
  • Permanece unos  minutos  y sal de la postura lentamente.

 

Yoga En El Trabajo

En el trabajo puedes tomarte un tiempo para meditar, esto de ayudar a liberar esas energías negativas que tanto te agobian. Solo necesitas estar sentada en una silla y seguir las siguientes instrucciones:

  1. Siéntate derecha, en una silla cómoda. Asegúrate de tocar el piso con los pies, manos en la rodilla y barbilla paralela al piso.
  2. Disminuye todos los estímulos posibles.
  3. Fija la mirada en un punto en la pared.
  4. Respira profunda y pausadamente seis veces y cierra los ojos.
  5. Lleva toda tu atención a lo que te rodea: la temperatura, los sonidos, entre otros.
  6. Escucha lo sonidos de tu cuerpo: tu respiración, los latidos de tu corazón
  7. Ahora imagina que tu nariz es un faro que atrae todo. Adentro y afuera. Despacio y contante.
  8. Relájate e imagina que tienes una gran sonrisa en tu rostro. Que tu sonrisa ilumina todo.
  9. Deja que tus pensamientos fluyan. Buenos o malo. Que pasen y no te reproches nada.
  10. Al respirar imagina que a tus pies le salen raíces(esto te ayuda a anclarte al aquí y ahora)
  11. Después de unos minutos retoma tu atención y reincorpórate.
  12. Respira profundo y llenas los pulmones de aire.
  13. Abre los ojos lentamente,
  14. Permanece sentada unos minutos más.
  15. Siente la paz del momento.

Si sigues todos estos pasos al pie de la letra y te aseguro que tu día puede cambiar radicalmente y pasar de un día de estrés a un día de paz y tranquilidad. Espero que este artículo haya sido de utilidad para ti. Déjanos tu comentario y comparte esta información para que llegue a todas esas chicas que necesitan un brake en este momento. No olvides seguirnos en nuestras redes sociales @thairikahoiti y @charla_chic. ¡Descubre tu lado Chic!

Thairi Kahoiti

Ingeniera que se escapa del mundo de los números para recorrer el de los libros, la poesía y la música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *