Deseo Sexual: ¿Qué Es Y Cómo Mejorarlo?

El deseo sexual puede variar a lo largo de la vida. En algunas etapas las mujeres sentimos más deseo que en otras. Por ejemplo, en una época de estrés nuestro cuerpo se siente alterado, por lo que suele pensar poco en el sexo; o cuando nos encontramos en una situación incierta, como en la posible pérdida de un trabajo. Si bien, vamos a trabajar esto, para tratar de que el deseo sexual pueda mantenerse en nuestra vida.

¿Qué Es El Deseo Sexual?

El deseo sexual se refiere al querer tener relaciones eróticas con otra persona. El estar motivado para el cariño, el roce, las caricias… Se centra en la intimidad de pareja, pero también en el sexo esporádico, ya que el deseo no siempre aparece vinculado hacia el mismo sujeto.

Puede variar a lo largo de la vida. Cuando nacemos el deseo sexual está inactivo, por lo que si vemos a un niño o niña tocándose los genitales, debemos saber que su acción NO tiene en ningún momento, connotación sexual. Simplemente se tocan porque les da placer. No tienen formado el deseo sexual. Suele aparecer en la adolescencia, cuando se comienza a sentir atracción hacia otras personas, del mismo sexo, del contrario, o de ambos.

Durante los primeros meses de pareja el deseo sexual suele estar muy elevado. Es la etapa que se conoce como “enamoramiento”. Las hormonas están a flor de piel y solo se desea sentir el contacto del otro. Sin embargo, a medida que la relación avanza, el deseo en algunos casos, puede decaer. Por eso mismo vamos a ver una serie de recomendaciones para mantenerlo e incluso, mejorarlo.

¿Cómo Mejorar El Deseo Sexual?

El deseo sexual puede ser regulado a través de las emociones. Por eso mismo el estrés o la ansiedad pueden influir en que disminuya, mientras que la alegría y la pasión generan que aumente. Así que vamos a tratar de centrarnos en los segundos estados para que nuestra vida mejore. Ten en cuenta que el orgasmo tiene muchos beneficios y que, aunque no llegues a él durante la relación sexual, el placer es suficiente como para sentir el bienestar en tu cuerpo.

  1. Aprende A Relajarte. Si quieres que tu deseo sexual mejore, es importante trabajar la relajación. Al llegar del trabajo ve a tu habitación, enciende un par de velas y cierra los ojos. Deja que tus pensamientos vaguen sin ejercer control. Es una forma de meditación, que a medida que la vayas practicando día a día te ayudará a disminuir el estrés y sentirte a gusto.
  2. Separa Los Lugares. Una cosa es el trabajo y otra cosa, tu hogar. Trata de dejar los problemas en cada lugar y no los lleves al otro. Separa y organiza tu tiempo para que no influya de forma negativa.
  3. Dedica Tiempo A Tu Pareja. Si tienes pareja, es necesario que os cuidéis mutuamente. Estableced una escapada romántica, una cena para dos o un encuentro inesperado. Volved a dar rienda suelta a aquellos encuentros del comienzo de la relación. Seguro que despierta tu deseo sexual y ¡saca tu lado más Chic!

Raquel Graña

Soy psicóloga, sexóloga y coach educativa. Trabajo en diferentes medios de comunicación como Muy Interesante, Mía o Marie Claire. Colaboro de experta en sexualidad en Ser Padres, Mujer Hoy y ATresMedia. Me gustan los cafés a media mañana, me apasionan los animales, especialmente los gatos y soy fiel defensora de la libertad de expresión. Mi página web: www.intimasconexiones.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *