¡Alerta! Los Riesgos De La Cirugía Estética Que Debes Saber

Riesgo de la cirugía estética

A lo largo de la historia, la humanidad se ha interesado en mejorar su aspecto en pro de la “belleza”. Dicho interés nos ha llevado a ese mundo que nos ofrece los avances médicos. Estos avances además de tratar y cuidar muchas enfermedades también nos ofrecen la posibilidad de mejorar algunas partes de nuestro cuerpo con la que no estemos conformes.

La cirugía estética es aquella intervención quirúrgica que se le hace a los individuos por voluntad propia y para cambiar el aspecto que se tiene de esa parte del cuerpo “no deseada” y no necesariamente por tratar ninguna enfermedad. Aunque pienso que es mejor crear vínculos con nuestro cuerpo y aceptarlo. Es respetable la decisión de las personas de someterse a una intervención. Pero es de saber, que toda intervención quirúrgica implica riesgos. La cirugía estética puede abarcar problemas ya que cada cuerpo reacciona diferente. Y aunque son muchas las cirugías exitosas que se hacen todos los días. No dejan de tener su probabilidad de fracaso, que incluye malformaciones o incluso puede llegar a ser mortal.

Riesgos de la Cirugía Estética

Depende de la cirugía pero los principales riesgos son:

  • Anestesia: La anestesia es el terror de los pacientes de cirugía estética. Un fallo en la dosis adecuada puede ocasionar ataques cardíacos, problemas cerebro-vasculares y por supuesto, la muerte.
  • Infección: Aunque lo ideal es hacer este tipo de tratamientos en lugares con muy buena reputación. Siempre existe el riesgo de infecciones que se pueden obtener en el lugar de la cirugía o incluso después. Las infecciones son un problema típico de las cirugías sino se toma las previsiones adecuadas.
  • Daño en los órganos internos: Cuando la intervención está muy cerca de los órganos internos, se corre el riesgo de que alguno pueda ser tocado o incluso maltratado. Es común en las liposucción u operaciones en los senos (mamoplastia).
  • Resultados no deseados: No es por ser pesimistas pero siempre hay la posibilidad de tener malos resultados, e incluso empeorar la situación que se tenía antes de la cirugía.
  • Hematomas: Son coágulos de sangre debajo de la piel. Se presentan como moretones y es necesarios estar atentos a ellos ya que pueden presentar problemas más adelante.
  •  Alergias: A los implantes, a los medicamentos utilizados, entre otros. Por eso es importante informarse bien del estado de salud propio para estar preparados y evitar alguna eventualidad.

Recuerda, la cirugía estética debe ser tu última opción. Prueba primero con dietas, hacer ejercicio en casa o con opciones menos invasivas y que no te vuelvan tan vulnerable. Y si ya lo decidiste, entonces toma todas las precauciones necesarias según sea tu caso.

¿Y tú, qué opinas? ¿Has pensado en hacerte una cirugía estética? ¿Cuál riesgo te inquieta más? ¿Qué dudas tienes al respecto? ¿Cuál piensas que puede ser el mayor riesgo? Nos encantaría que compartas tu opinión con nosotras.

¿Qué opinas sobre este artículo? ¿Qué otro tema quieres leer? Ayúdanos a compartir esta información para que muchas mujeres se enteren y puedan estar alertas ante esta enfermedad. Recuerda, no olvides seguirnos en nuestras redes sociales en Instagram @barbaritabeltran y @charlachic

¡Descubre tu lado Chic! 

Barbara Beltran

Vida, tranquilidad, amor… Soy Feliz :D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *