Abdomen Plano en Bikini, Sé La Sensación Playera

¿Quién no sueña con estar en una isla paradisíaca, rodeado de palmeras, con la arena blanca, el agua cristalina y una piña colada?, En ese mismo sueño nos imaginamos que somos Gisele Bündchen y nos sentimos todos unos Ángeles de Victoria’s Secret. Hay ostras, un banquete espectacular con langosta, mucha comida, un bronceado perfecto y el abdomen. ¡Oh… El abdomen!

Y mientras nos vamos acoplando a ese nuevo estilo de vida en nuestro sueño, pasa algo inesperado en la vida real: ring ring, suena el teléfono y la fantasía se acaba, es nuestra mejor amiga invitándonos a la playa este fin de semana con todos nuestros amigos; nos terminamos de despertar, vamos directo al espejo y vemos que nuestro abdomen no es precisamente como el de Gisele, que las papitas fritas, el perro caliente y la coca-cola (aunque muy light) de la noche anterior no nos ayudaron en nada.

Pero tranquila, por imposible que parezca todo tiene solución, aunque sea como en este caso: de un día para otro.

tener-el-abdomen-plano-en-un-dia

Lo primero que debemos hacer es ir corriendo a la nevera (no precisamente a comernos las papitas fritas que sobraron) servir un vaso de agua hasta el tope y añadirle el zumo de un limón entero, sin añadirle azúcar, ni edulcorantes para endulzar, luego de tomarnos nuestro vaso de agua con limón nos vestimos lo más deportivos posibles y nos vamos al supermercado, si vives en un edificio con ascensor, este no será tu día de usarlo, hoy las escaleras serán tus mayores aliadas, aprovecha cada oportunidad que tengas en el camino para mover tu esqueleto, te puedes llevar tu ipod, mp3, teléfono o memoria e incluso ponerte a bailar, no importa que todos te vean, quizá se contagien contigo y se animen a hacer de su día uno más movido, una vez en el supermercado vas a conseguir lo siguiente:

  • Una Piña entera.
  • Lechuga.
  • Pepino.
  • Perejil o Cilantro.
  • Limón.
  • Miel.
  • Afrecho.
  • Ajonjolí
  • Avena.
  • Recuerda de regreso a casa repetir la misma rutina de “ejercicio”.

Abdomen Plano en Un Día

Al llegar a tu casa seguro tu estomago te va a pedir comida, el siguiente paso va a ser remojar por unos 10 min el afrecho, luego sacarle el agua excedente, servir en una ollita una taza de agua, con media taza de avena, una de afrecho y un poquito de miel para endulzar. Colocar a hervir y listo.

Esta rica avena con afrecho es excelente para combatir el estreñimiento, además el afrecho da una sensación de saciedad prolongada, cuando terminas de degustar esta deliciosa comida pelas la piña, lavas bien las conchas y las pones a hervir en agua (sin azúcar).

Mientras tanto, arreglas tu cuarto que lo has dejado desordenado. Pero eso sí, esta vez nos dedicaremos a hacerle una limpieza profunda. Colocamos música a buen volumen sin molestar a nuestros vecinos y empezamos a cantar a todo pulmón: “Perteneciste a una raza antigua de pies descalzos…” ¿Ya ves que eres toda una cantante? Mientras barremos también usamos la escoba como micrófono. Esto es fundamental para que el cuarto quede bien limpio y nos tomamos un vaso de agua de piña de la que hemos preparado (mientras más veces la tomemos en el día mejor).

Como mañana vamos a la playa, el día de hoy es un día excepcional. Así que a la hora del almuerzo no comeremos la comida que acostumbramos, sino que buscaremos nuestra licuadora y añadiremos:

  • Medio pepino cortado en pedacitos.
  • Tres hojas de lechuga.
  • Cuatro ramitas de cilantro o perejil.
  • El zumo de un limón.
  • Un toque de miel.

Este delicioso smoothie verde nos proporcionará ricos nutrientes y mucha energía para continuar con nuestro día.

Llegó la parte difícil…

Ahora vamos a hacer un poco más de ejercicio. Esta vez haremos abdominales básicos, haremos tres (3) series de diez (10) repeticiones, luego hacemos tres (3) series de plancha sosteniéndonos por unos cinco (5) segundos. Luego nos damos un baño y descansamos.

Ya nos llegó la hora de merendar. Vamos a preparar unas tortillitas de afrecho con avena y ajonjolí. Mezclamos los tres ingredientes con un poquito de agua y hacemos una masa, le damos una forma redonda y las colocamos en un sarten. Estas tortillitas son deliciosas.

Luego de comer vamos a arreglar nuestro bolso de playa. Por cierto, ¿cuántos vasos de agua de piña te has tomado ya? En el bolso no puede faltar nuestro protector, nuestro bronceador, el bikini, los lentes de sol, crema para el cabello, un libro y unas rodajas de piña.

Ya estamos exhaustas pero emocionadas porque empezamos a notar los resultados. Pero aún falta la cena, ¿qué podemos comer que no nos arruine el progreso que hemos logrado en este día? Unas tres (3) rodajas de piña son la cena perfecta para ayudarnos a conseguir el abdomen plano y perfecto para mañana. Ahora sí, a dormir como los ángeles de Victoria’s Secret.

 

Déjanos saber tu opinión. Comenta, comparte y síguenos en nuestras redes sociales. ¡Descubre tu lado Chic! 

Arona Rodriguez

Turismóloga, amante de la naturaleza, la música y la moda

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *